MINISTERIO INFANTIL IGLESIA DEL M.M.M. PLAYÓN - MEDELLÍN

MINISTERIO INFANTIL IGLESIA DEL M.M.M. PLAYÓN - MEDELLÍN

Perfil de un maestro de Escuela Dominical.

El maestro de Escuela Dominical, debe ser un cristiano con fundamentos bíblicos claros frente a ladoctrina, con una vida que pueda ser ejemplo a sus alumnos, con hábitos espirituales (orar, leer la Biblia y asistencia regular a los cultos), y que tenga un conocimiento general de la Palabra de Dios.

Estas son algunas cualidades y características del verdadero maestro Escuela Dominical:

  • Es primordial que en su labor diaria demuestre pasión por el ministerio.
  • Debe estar dispuesto a asistir a las actividades de planeación, que se llevan a cabo cada quince días.
  • Participar de las actividades espirituales programadas para los niños y los profesores.
  • Visitar los niños y niñas de la congregación en sus hogares de residencia por lo menos una vez en el año, dándole prioridad a las inquietudes e interrogantes que surjan con el fin de algunas de las inquietudes.
  • Conocer las características que tienen sus alumnos de acuerdo a la edad.
  • Debe orar por cada uno de sus alumnos.
  • Debe de ser un cristiano de buen testimonio con características como: (un buen carácter, humildad, paciencia, prudencia y dominio propio).
  • Debe mantener una comunicación constante con el coordinador de Escuela Dominical, alumnos y padres de familia.
  • Y por último, debe participar de las capacitaciones que se brindan para mejorar las prácticas pedagógicas.
Normas establecidas para los maestros y maestras ingresar a la Escuela Dominical.

  • Ser miembro en plena comunión.
  • Ser bautizado(a).
  • Debe vivir la vida cristiana en obediencia a la palabra de Dios. No puede vivir en abierto desacuerdo con los principios bíblicos.
  • Debe ser creativo, con ideas originales y saber buscar ideas en otras fuentes.
  • Debe ser capaz de adaptar lecciones a los alumnos con pensamientos nuevos.
  • Tener vocación de trabajar con niños.
  • Querer servirle a Dios.
  • Estar comprometido con los niños(as), y brindarles todo el apoyo necesario.
  • Enseñar la palabra de Dios, tal y conforme está escrita.
  • Debe tener una actitud positiva y entusiasta. El carácter del maestro influye en la enseñanza.
  • No debe ser pasivo ni pesimista.
  • Ser dinámico e interactuar constantemente con sus alumnos.
  • Ser detallista y tener en cuenta a cada niño y niña, no hacer preferencias, es decir, tratar todos los alumnos por igual.
  • Asistir a las reuniones convocadas.
  • Ser ordenado con el manejo de planillas, hojas de vida y planes de clase.
  • No improvisar, planear la clase con anticipación.
  • Orar constantemente por los niños y niñas y sentir carga por ellos.
  • Animar y motivar a los niños y niñas a seguir adelante y a que obedezcan a Dios.
  • Ser paciente y amoroso, pero a su vez saber usar la autoridad que se le ha delegado.
  • Debe ser sensible, tierno e interesado en las necesidades de los otros.
  • Debe ser una persona con autoridad. Esa cualidad debe desarrollarse cuando hay una auténtica convicción de estar ocupados en un ministerio espiritual importante.
  • Tener seguridad, la inseguridad es lo que hace perder las cualidades de líder a muchas personas.
¿Cómo autoevaluarse como maestro en el desempeño ministerial?

El maestro debe evaluar su presentación de trabajo en cada sección, esto lo debe hacer después de la clase para superar las dificultades de la enseñanza. Sugerencias.

  • Comience la preparación de la lección con oración.
  • Inicié puntualmente la lección.
  • Capte la atención de los alumnos.
  • Fue apropiada la apertura.
  • De participación a los alumnos en la clase.
  • Termine cada lección.
  • Ore por los alumnos.
  • Procure mejorar la enseñanza mediante cursos de preparación, libros y otros.
  • Utilice diversos métodos de enseñanza.
  • Enseñe con su testimonio porqué cree que Dios lo ha llamado al servicio de la enseñanza.
Significado de la Escuela Dominical.

La Escuela Dominical es una visión de Dios para instruir en valores bíblicos a los niños y niñas de la congregación de diferentes edades, que asisten cada domingo a la iglesia local. Donde tienen una formación basada en las Sagradas Escrituras. Quienes son conducidas por estas llegan a ser grandes hombres y mujeres de Dios en el futuro.

Conformación de la Escuela Dominical, por grupos y edades:

 



NIÑOS Y NIÑAS DE 2 A 5 AÑOS
Sus instructores son:
Angie Becerra
Mónica Chanci
Blanca Roldán

La metodología que se utiliza es la siguiente:

  • Se realizan devocionales donde los niños adoran al señor.
  • Se les enseña historias bíblicas con dibujos y a través de títeres.
  • Se hacen manualidades referentes a la clase.
  • Hay un espacio donde se tiene un momento de juegos y de descanso
NIÑOS Y NIÑAS DE 6 Y 7 AÑOS
Sus instructores son:
Mónica Gaviria
Néstor Ospina
Dora Estrada

Lametodología que se utiliza es la siguiente:

    • Se les da la oportunidad a los niños para que dirijan el devocional y también de enseñar la palabra, donde se van apreparar para los cultos de niños que tienen cada mes en la congregación.
    • Se hacen manualidades y las clases son muy visuales.
    • Se les evalúa cada clase.
NIÑOS Y NIÑAS DE 8 Y 9 AÑOS

Sus instructores son:
Diana Barrientos
JhonAlexander Betancur

La metodología que se utiliza es la siguiente:

    • Llegar a ellos a través de la palabra de Dios con reflexiones, manualidades, preguntas y respuestas, devocionales, cadenas de oración en medio de los devocionales y enseñanza bíblica.

     

NIÑOS Y NIÑAS DE 10 A 12 AÑOS

Sus instructores son:
Kelly Becerra
MaryoliSaldarriaga
NoraCárdenas

La metodología que se utiliza es la siguiente:

    • Llegar a ellos a través del dialogo, responder inquietudes e incluso darles un consejo atiempo a través de la palabra.
    • Se les enseña manualidades y se compartenreflexiones.
    • Se les enseña doctrina bíblica se les prepara para que dirijan un devocional.
    • Se realizan cultos mensuales, donde los niños predican y dirigen el culto.
    • Cada mes se realiza el ayuno conlos niños.
    • Se tiene un espacio de enseñanza alos niños a ofrendar, donde ellos lo hacen con amor y alegría.

     



Este trabajo es un mandato con promesa de parte de Dios para todos los que se han comprometido con esta hermosa labor y, para esto es primordial contar primeramente con la guianza del Espíritu Santo.

"El espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungío Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel". (Isaías. 61:1)

Esta buena obra para la cual han sido llamados requiere de preparación, fidelidad, capacitaciones, hombres y mujeres idóneos y defensores de la niñez.

Los niños padecen dolor, hambre, desnudes, desalojos, etcétera. Todas estas cosas van abriendo en sus corazones heridas que no cicatrizan por sí solas. Alguien tiene que llegar a esos corazones con necesidad de Dios y de su palabra, para edificar esas ruinas, para levantar los cimientos de esta generación.

Dice la palabra del Señor.

"Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar". (Isaías. 58:12).