Biografía Rev. Joaquín E. Parra

Biografía Rev. Joaquín E. Parra
El ministerio del Rev. Joaquín Enrique Parra, comenzó a la edad de 22 años en un campo blanco del barrio Castilla de la ciudad de Medellín, siendo el año 1982 por medio de un mensaje que predicó el Rev. Gustavo Martínez. Al siguiente año, 1983 contrae matrimonio con la Hna. Beatríz Puerta, de esta manera Dios empezaría a formar su ministerio introduciéndolo en el liderazgo con un grupo de evangelización de la iglesia central, allí inició el llamado de Dios a su vida. Según él,"La Palabra comenzó a partir mi vida, me enamoré de la asistencia a los cultos, de la adoración, del ayuno, de las vigilias y de la pasión por las almas perdidas, las cuales han sido mi obsesión hasta el día de hoy?. Dice el pastor Joaquín.

Después de cinco años de haberse convertido al evangelio de Jesucristo, Dios pone el sentir en el corazón del Rev. Gustavo Martínez, quien para la fecha era su líder espiritual, a que continúe un trabajo en una pequeña obra en el municipio de Fredonia - Antioquia, con templo propio, donde se congregaban un número de creyentes pequeño. El pastor Joaquín Parra y su esposa sirvieron en ese municipio cinco años,tiempo en el que Dios formó en ellos la convicción del llamamiento al servicio en la obra.

Luego fue trasladado junto con su esposa al municipio de Segovia, Nordeste Antioqueño, donde recibieron una congregación para ser pastoreada con un buen grupo de creyentes en plena comunión. Dios continuó el proceso en el ministerio del Rev. Joaquín Enrique Parra en ese lugar donde estuvo cinco años y seis meses al servicio de la obra de Dios. En el año 1996, con la ayuda de Dios fundó la emisora cristiana Movimiento Stéreo, que cubría con sus ondas radiales los municipios de Segovia, Remedios, La Cruzada, Zaragoza, Machuca, Portugal y Cañaveral. Al salir de allí entregó una iglesia fundamentada en Dios y en la Palabra, bendecida y con una membresía muy significativa de miembros en plena comunión.

En enero de 1997 fue nombrado Presbítero de la zona No. 8 por la Junta Nacional, cargo que desempeña actualmente, un nuevo desafío que Dios pone en su ministerio. Presbiterio que inicialmente contaba con (50 iglesias), esta zona que para la fecha comprendía los departamentos de Antioquia, Chocó, y parte del Magdalena Medio, hoy en día sólo equivale al área Metropolitana de la ciudad de Medellín y el Oriente Antioqueño, decisión tomada por la Junta Nacional y por el presidente de la obra a nivel mundial. Son 48 iglesias establecidas a lo largo del territorio que conforma la zona número 8. Donde se ha visto un crecimiento espiritual durante su ministerio, resultado de la misericordia de Dios, y del esfuerzo de los distintos grupos de trabajos, entre ellos: Líderes, colaboradores y pastores de la zona que le han aportado al desarrollo de su presbiterio.

En abril del mismo año 1997 fue trasladado desde el municipio de Segovia al barrio El Playón,de la ciudad de Medellín. Recibió 108 miembros en plena comunión, 4 campos blancos y un grupo de jóvenes. En la actualidad la iglesia local que pastorea cuenta con 15 campos blancos y con más de 350 miembros en plena comunión.

En el año 2010 el Señor le dio el privilegio de ser elegidomiembro activo de la Junta de Oficiales a nivel nacional. Por la misericordia y la gracia del Señor desde el año 2012 está al frente de la Vicepresidencia de la Junta Nacional de la obra en Colombia. Cumpliendo su deseo de servir en la obra del Señor, fruto y recompensa de su obediencia y fidelidad a Dios, a la obra y al ministerio. Cumpliéndose en su vida lo que dice la Palabra de Dios: "Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo".(Filipenses 1:6)?.

Amados, los años han pasado y Dios nos ha ayudado hasta el día de hoy, ha sido un privilegio muy grande servir al Señor y a su obra en todos estos años de ministerio, siguiendo el ejemplo de nuestros pastores, Rev. Gustavo Martínez y su amada esposa la hermana Carmen de Martínez, los cuales han sido para nosotros de inspiración y de gran bendición, dice el Rev. Joaquín Parra. Según ellos, "El ministerio es sufrido pero el obrero es muy bendecido en Cristo". Doy gloria a mi salvador por el llamado que un día me hizo y es mi oración a Dios terminar este llamado con humildad, en obediencia y en victoria.

Hermano (a), si Dios te ha llamado no te quedes inactivo, ora, ayuna, medita en la palabra de Dios, asiste a los cultos, involúcrate en un grupo de evangelización ganando almas para el reino de los cielos, siendo de bendición a la congregación donde Dios te ha puesto y espera en Dios que Él hará.